AMIGOS, SEGUIDORES DE POEMAS

jueves, 21 de enero de 2010

HAITÍ


Has sembrado entre mis manos
tus lágrimas hechas de la nada,
la nada que envolvió tu vida
en el destrozo que el azar hizo,
de tu miseria, más honda la herida.
Hay unos ojos que me miran
y reclaman lo que está perdido;
ojos de dolor y de esperanza
que me acusan de derroches y egoismo
que hacen de mi vida, no tu vida.
Culpable de nadar en la abundancia
de amor, de salmos y riqueza,
culpable de ignorancia consentida
en mundos de ficticia y cruel ventura,
culpable de olvidar que tú, a mi lado,
buscabas las migajas del amor caidas
bajo la mesa del mundo que camina
en el boato, la mentira de un ejemplo
que cae, hecho jirones, de la burguesía,
trasnochada y vieja.
Tuvo que venir aquel revuelo
de ruinas, muerte, agonia y desespero
para levantar la venda de los ciegos
que caminamos en senderos del olvido
de tus ojos suplicantes, ancestrales,
que me piden hoy te aloje en la casa
del amor y la esperanza.
Alzo mi voz hacia lo alto, suplicando
perdón a mi letal abundancia,
remedio a tantos años de abandono,
de tu existencia hecha borrón en el mapa.


19 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Hermoso el poema que nos acercas.
Es siempre un placer acercarse a tu espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hermoso poema, "Haití"muy facil
de comprender cada palabra me
llegó al alma,que dios te
acompañe siempre, un abrazo
gracias Milito.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Militos:

Cuánta verdad en tu poema: Fue necesario el sobrevenir de la terrible tragedia y el campear la muerte, para que el mundo se fijara en el sufrimiento de un pueblo por muchos años olvidado.

Abrazos.

ARCENDO dijo...

Lo pienso, lo repienso y hasta creo que te lo he dicho ya alguna vez....
POR FAVOR, edita estas maravillas, saca un libro de todos tus poemas, BEST SELLER ¡SEGURO!, y aunque no fuera así, yo sería (y soy) tu más ferviente seguidor.
BESIÑOS CONMOVIDOS.

Gizela dijo...

Precioso Militos!!!!!
Y muy realista...todos somos culpables.
Parece mentira, que necesitemos una tragedia, para recordar, que allá, siempre vivieron en tragedia, aun sin terremoto.
Un besote amiga.
Gizz

Militos dijo...

mUCHAS GRACIAS, PACO, POR ESTAR SIEMPRE AQUÍ.
uN BESO

Militos dijo...

Gladys: me gusta mucho que me entiendas.
Un beso grande

Militos dijo...

Rafael: es que esa es la realidad nadie eéramos conscientes de como vivian o no vivian, estos hermanos lejanos.
Un beso

Militos dijo...

Arcendo: fiel seguidor y fiel amigo.
Te quiero, besiños

Militos dijo...

Gizela: me gusta mucho verte por aquí, de verdad.
Espero que a partir de esta tragedia todos seamos más conscientes de la pobreza y miseria de esos paises.
Un beso

hechiceradelbosque dijo...

Precioso poema lleno de sentimientos. Desde el dia del terremoto llevo Haiti en mi memoria y enmi corazon. un beso

Maria Sanguesa dijo...

Estremecedor poema, Militos, toca directamente el corazón y la conciencia. Un fuerte abrazo, poeta.

Julio dijo...

Es verdad, para sacudir conciencia desgraciadamente a veces es necesario unas sacudidas, pero desgarran el alma. Un abrazo

Terly dijo...

Tremendas realidades, de las que todos somos culpables, y que nos acercas de forma tan poética que el dolor se mitiga con la música de estos versos.
Estoy de acuerdo con Arcendo en que estos poemas deben ser editados.
¡Bravo, poeta!...
Un beso.

García Francés dijo...

Dª Militos, es un placer ver que se ha convertido usted en seguidora de este humilde pecador. Espero no defraudarla y, con su permiso, me apunto yo entre los suyos.

Como siempre le deigo a D. Terly, no soy creyente ni poeta pero espero que, entre ustedes, se me pegue algo.

Un saludo, Doña.

Sonia Gluten Free dijo...

Es necesario tu poena para comprendre a Haiti.
Muchas grcias
cariños con mucho afecto
sonia

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

LA FELICITO, USTED REZA Y ESCRIBE AL MISMO TIEMPO, ME PARECE... YO TAMBIÉN HAGO POESÍA, LA INVITA A HACER CLICK EN MI NOMBRE Y VISITAR MI BLOG. ¡BENDICIONES!

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

Grcias por su profundidad, unidos en la oración.

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

Grcias por su profundidad, unidos en la oración.