AMIGOS, SEGUIDORES DE POEMAS

domingo, 29 de noviembre de 2009

SIN ACORDES

Escucha, amor, la melodía
que canta mi pecho alborotado,
escucha los sones y la lira
de una partitura nacida,
sin acordes y sin notas, tan solo
por un violín entre mis manos.
Canto que, de ausencia, despedida,
entona la voz del alma mía.
Escucha, amor, se hizo el día
en nuevo amanecer de besos
y esperanzas.
Mis labios buscaron y encontraron
la fruta roja, de pasión que calma
cuando quema, en el deseo
que arde al roce de tus labios.



He de aclarar que este poema está dedicado al único hombre que me ha besado en la vida, que conste porque yo no he querido.

6 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Militos:

El deseo intenso de amar se convierte en hermosa melodía, al sentir el roce enamorado de unos labios ardientes.

Abrazos.

Militos dijo...

Eso intento expresar Rafael.
Un beso,amigo colombiano.

Paco Alonso dijo...

Cuantos sentimientos producidos por el amor en tu poema.
Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Terly dijo...

El poema es precioso y que no has querido otros besos, lo sé.
Un balcón es testigo de que ni siquiera por vía aérea.
Un beso... cibernético.

jordim dijo...

buenos textos.

*Ely* dijo...

Asi es el amor
es pura música, es arte, es vida!
el amor... son dias, nuevos amaneceres es como la naturaleza sabia, intensa y armonica.