AMIGOS, SEGUIDORES DE POEMAS

domingo, 14 de febrero de 2010

UN DÍA COMO HOY

Un día como hoy, cincuenta años atrás,
¿Recuerdas? por amores de claustro,
te quise abandonar.
Vinieron en tropel las grandes galopadas
cuando tu amor en seco, frenó
mi veloz avanzar
en aquella duda eterna, punzante,
hoy por siempre sepultada,
en tus brazos que amor abrazan
y besan los dolores, las heridas,
del largo caminar.
Cincuenta años que gravitan
en coros de alegría
por no dejarme ir,
por estar a tu lado sin cadenas,
con la bandera de la libertad;
por tu carne hecha carne mía,
tu cuerpo en el mío fundido
en un alma, un sentido, un corazón
al abrigo de la tempestad,
encendido, que resurge en cada latido,
en cada desazón.
Cincuenta años, de vida que avanza,
en la quietud del verso rimado,
de amores en el mismo nido
que hacen de nuestro lecho
el lecho de la Eternidad.


7 comentarios:

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Brabo Militos, hermoso berso
real eh intenso,me parese
marabilloso que después de
tantos años una mujer sea capas
de encontrar las fuerzas el
deseo y el valor, de reconoser
los meritos de tan leal compañía
te felicito Militos de todo
corazón, que dios te bendiga
un gran abrazo amiga.

LC dijo...

Tiempo de amor... sin rendirse,
mi querida amiga Poeta! bella inspiración.

Te dejo un fuerte abrazo y besitos llenos de cariño!
Feliz día!

Terly dijo...

Querida Militos:
Cincuenta años juntos es toda una vida. Unas bodas de oro, el premio del amor con más amor, una dulce y maravillosa cadena con diez eslabones, un río con diez afluentes y otros muchos subafluentes. Es ese paso por la vida que deja una huella muy dificil de que se borre.
Felicidades por todo ello.
Un beso.

Juan Francisco dijo...

¿50 Militos? Y yo que me creía que con mís 43 era el no va más. Un hermoso poema donde aunque parezca mentira, el verso mágico es cincuenta. Un abrazo, amiga mía y a por otris 50.

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

Gracias por compartir su manera de amar, con todo el corazón, como enseñó Jesús. Gracias por el testimonio de que se pueda amara a alguien, para toda la vida. Un abrazo a usted y los suyos.

Maria Sanguesa dijo...

Cincuenta años de compartir vida son la mejor declaración de amor que se le puede hacer a alguien. Cincuenta años dan para muchos encuentros y desencuentros, aprender a encontrarse con mayor fuerza, tras estos últimos, debe de ser el secreto que unos pocos privilegiados habéis encontrado para poder sentirse como una sola alma en dos cuerpos. De eso se trata, ¿verdad Militos? Un fuerte abrazo.

JM dijo...

Amor del bueno, del de cada día, del que no supone trabajo aunque lo suponga,ése que se define: "es borrarme a mí para dibujarte a ti"...Ése y no otro es el amor con el que yo amo, el amor que mueve mi vida...y la tuya.¡¡ENHORABUENA!!