AMIGOS, SEGUIDORES DE POEMAS

martes, 16 de junio de 2009

NAUFRAGIO

LLamar veneno a la verdad,

¡tentación fácil!

cerrar los ojos a la luz

por no admitir el descalabro.

Morir por no ver

los estragos de quien miente,

seguir en ellos agazapado,

echando culpas alrededor,

para salir ileso del naufragio.

Volver al barco

y abandonar los restos

de otros seres, otros ayes

que pudieron ser salvados.


SIN DIRECCIÓN__lOS SECRETOS

1 comentario:

Maria Sanguesa dijo...

Hola, Militos, la verdad nunca puede ser venenosa, lo que ocurre es que, como dice una canción, no tiene remedio...me gustan tus poemas y tu blog. Gracias por tu bonito detalle. Un abrazo.